Un pequeño restaurante de la costa sudafricana, elegido como el mejor del mundo según los nuevos premios ‘World Restaurant Awards’

Restaurante Wolfang

¿Necesita el mundo de la gastronomía una nueva lista de mejores restaurantes del mundo? Aunque para la inmensa mayoría del público y comensales la respuesta sería un contundente no, World Restaurant Awards celebró ayer en París la primera edición de unos premios que buscan su espacio entre las Estrellas Michelin, la lista de 50 Best y la decena de galardones menos populares que pueblan el sector gastronómico.

Y lo hace, eso sí, de la mejor manera posible: llamando la atención eligiendo como mejor restaurante del mundo un pequeño local (Wolfang) situado en una playa sudafricana y que, excepto por el precio de su menú -más de 50 euros-, algunos se han animado a definir como un chiringuito. ¿Todos los restaurantes de playa son chiringuitos? No lo parece, pero como titular funciona.

Regentado por el chef Kobus van der Merwe, este pequeño restaurante situado en una idílica playa en la localidad de Paternoster también ha ganado en la categoría “Fuera del mapa”. Por si quedaba alguna duda de que los organizadores de estos premios han querido apostar por una cocina que ni Michelin ni 50 Best tenían en su radar.

El director del certamen, Cecile Rebbot, ha destacado que se quería apostar por una lista fresca y diferente a las ya existentes. Algo que se nota en detalles como que se trate del primer premio gastronómico con un jurado paritario en el que el 50% de sus integrantes son mujeres. Tal y como explican los responsables de World Restaurant Awards, 100 personas (periodistas gastronómicos, influencers y profesionales de la cocina de 37 países, según sus propias palabras) han sido los encargados de elegir los premiados.

Entre las categorías más curiosas destaca sin duda la de “Mejor chef sin tatuajes” que ha recaído en el francés Alain Ducasse. Tampoco falta un guiño millennial con el premio a la mejor cuenta de Instagram, que ha sido para otro chef francés de renombre: Alain Passard.

El restaurante Mugaritz, de Andoni Luis Adúriz, ha sido escogido en la categoría de “Ideas frescas en el mundo del vino” por sus elogiadas propuestas de maridaje. Eso sí, el premio llega poco después de la salida de Guillermo Cruz, sumiller del restaurante, y un cruce de demandas y acusaciones con el chef vasco que se ha convertido en la comidilla del sector gastronómico en el país durante las últimas semanas.

Sumate a la conversación