Un exmilitar bosnio-croata bebe supuesto veneno de un frasco en pleno tribunal tras confirmarse su condena por crímenes de guerra

  • Ha sucedido durante la vista de apelación en el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia, en La Haya (Holanda).
  • Es el exmilitar bosnio-croata Slobodan Praljak, que ordenó en 1993 la destrucción del Puente Viejo de Mostar en la guerra de Bosnia.

Slobodan Praljak

El exmilitar bosnio-croata Slobodan Praljak, condenado por el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia en 2013 a 20 años de prisión por crímenes de guerra, ha bebido de un frasco tras escuchar en la propia sala del tribunal la confirmación de su sentencia y ha afirmado después que se trataba de veneno. La vista de apelación se ha suspendido y el tribunal ha llamado a una ambulancia, informa la BBC.

Junto a Praljak han comparecido este miércoles en La Haya el expresidente de la autoproclamada entidad croata de Bosnia, Jadranko Prlic; y los bosniocroatas Bruno Stojic, Milivoj Petkovic y Valentin Coric. Todos fueron condenados por crímenes cometidos durante la guerra de Bosnia en la década de los 90. El gesto del exmilitar y político ha dejado totalmente desconcertado a los miembros del tribunal.

“No soy un criminal de guerra”, ha dicho antes de beber el líquido; justo después, su abogado ha gritado en voz alta que su cliente le había dicho que había ingerido “veneno”. Como comandante en jefe de las fuerzas armadas croatas, Praljak ordenó, entre otras cosas, la destrucción en 1993 del Puente Viejo de Mostar, lo que ocasionó “un daño desproporcionado a la población civil musulmana”, según el tribunal.

Sumate a la conversación