Seis trucos para hacer una maleta perfecta

Maletas, turistas

La preparación de un viaje requiere invertir un tiempo en planificar, buscar y ¡hacer la maleta! Por fortuna, hay una lista de sencillos pasos (como la que acercan desde el hotel Barceló Hamilton Menorca) que se puedes seguir para que preparar el equipaje sea un proceso sencillo y rápido.

Lo primero es pensar en el destino y la duración del viaje.  Una escapada exprés con amigas a un sitio turístico requiere un vestuario diferente al que llevarías a una aventura en pareja o un viaje de trabajo.

El destino, su clima, y los planes que hayáis preparado allí marcará lo que debes meter en la maleta. En cuanto al tipo de equipaje que debes llevar irá más bien determinado por el medio de transporte que uséis para llegar. Ya que es diferente viajar en coche, tren o avión (sobre todo en este último, ya que cada compañía aérea tiene su propia normativa de equipaje). 

 Trucos para hacer la maleta de forma ágil y sencilla:

1.- Antes de empezar a hacer la maleta, es recomendable hacer una lista de lo que necesitarás durante el viaje para no olvidarte de nada. Por eso, tener claro lo que se quiere llevar, es una de las claves. 

2.- Comprobar qué pone a disposición de los huéspedes el lugar de alojamiento ayuda a evitar meter cosas innecesarias en la maleta. Por ejemplo, hay hoteles que tienen toallas y set de higiene en cada habitación, por lo que no es acarrear un gran neceser con geles y champús.

3.- Dar importancia a las prendas básicas. Es recomendable llevar ropa versátil como unos vaqueros o una camiseta blanca. Además de ahorrar espacio, te ayudará a estar preparado para cualquier evento ya que te permitirán crear ‘looks’ tanto para el día como para la noche.

4.- Evitar el exceso de complementos. Para cumplir con este punto resulta muy útil apostar por colores como el negro, marrón o crema, fáciles de combinar con cualquier prenda que puedas llevar.

5.- No caer en el error de los ‘por si acaso’ que solo consiguen llevar la maleta de cosas innecesarias que al final no utilizarás.

6.- Antes de guardar la ropa, hay que tener en cuenta cuál es la mejor manera de cuidar cada prenda para evitar arrugas. La ropa de lana o de algodón se puede enrollar para ocupar menos espacio, mientras que las prendas de seda o ‘cashmere’ deben ir dobladas con mucho cuidado y sobre el resto de la ropa, para evitar que se le hagan marcas.

 

 

 

Sumate a la conversación