Receta de sopa de setas y castañas

Sopa de setas y castañas

Llegas a casa, hace frío y nada te apetece más que un caldo calentito. Recuerdas el caldo de pollo de tu madre y suspiras. Pero prepararlo lleva su tiempo y lo único que quieres es cenar y tumbarte en el sofá con una manta. ¿Por qué no preparar una sopa rica, rápida y diferente?

Como siempre, lo ideal es aprovechar los productos de temporada, así que esta sopa de setas y castañas es una elección estupenda. Los ingredientes aportan mucho sabor, es ligera y sienta de maravilla. Y de paso, ya que asamos castañas en casa, podemos reservar unas cuantas y darnos el capricho para comer de postre.

Si tenemos un trozo de calabaza y no sabemos qué hacer con él o algún boniato a punto de ponerse malo, ningún problema. Son sabores que también encajarían perfectamente con está sopa exprés. Además, podemos aprovechar y hacerlos al horno a la vez que las castañas.

Ingredientes

  • 200 gr. de setas variadas
  • 100 gr. de castañas
  • 100 gr. de puerro
  • 1,2 l. de agua
  • 200 ml. de caldo de pollo o verduras
  • Sal
  • Pimienta
  • Tomillo

Preparación

Lavamos las castañas y las asamos al horno, en una sartén especial o incluso al microondas.

Por otro lado lavamos y cortamos el puerro y las setas. Pochamos unos minutos el puerro en una sartén o directamente en la cazuela. Cuando empiece a tener color, agregamos las setas. Añadimos sal, tomillo y pimienta, y salteamos unos 5-8 minutos.

Pasamos el sofrito a una batidora o robot de cocina y trituramos fino. Echamos la mezcla a la cazuela e incorporamos el agua. Si preferimos un sabor más potente podemos poner mitad de agua, mitad de caldo, pero en realidad no hace falta. Añadimos más o menos agua dependiendo de si queremos una textura más cremosa o más líquida.

Mezclamos bien y lo dejamos a fuego medio 5 minutos. Apagamos el fuego y dejamos reposar otros 5 minutos.

Servimos en platos o boles individuales. Podemos decorar con pimienta negra, trozos pequeños de setas salteada, pan tostado o castaña picada, con unas gotas de aceite de oliva virgen extra.

Sumate a la conversación