Rebeldes, transgresoras y víctimas de la desmemoria: el Día de las Escritoras da voz a las letras en femenino

Magüi Mira

La desmemoria es una falta de respeto al futuro. Omitir hoy nombres que han cimentado la historia solo sirve para que quien ha de gritar coja aire. ¿Puedes enumerar ahora mismo a cinco pintoras? O, como hoy se ha celebrado, a un elenco de escritoras insumisas cuya voz debería dejar de reivindicarse para ser de veras parte de un canon literario. Nunca más aquel bello verso de Ángela Figuera Aymerich: “Yo pasaré y apenas habré sido”. Ahora son.

Junto a ella, Rosalía de Castro, Carmen de Burgos, María Zambrano, Idea Vilariño, Ana María Matute, Carmen Martín Gaite, Josefina Aldecoa, Alejandra Pizarnik o Esther Tusquets, entre otras, fueron este lunes, en la Biblioteca Nacional de España en Madrid, Rebeldes y transgresoras, lema de la tercera edición del Día de las Escritoras.

Impulsada por la Biblioteca Nacional, la Asociación Clásicas y Modernas (CyM) y la Federación Española de Mujeres Directivas, Ejecutivas, Profesionales y Empresarias (FEDEPE), esta iniciativa comenzó en 2016 y se celebra el lunes más próximo a la festividad de Santa Teresa de Jesús.

Las lectoras de sus fragmentos fueron otro listado de mujeres cansadas de ver los nombres de sus antepasadas o coetáneas enterrados: únicamente cuatro escritoras han sido reconocidas con el Premio Cervantes y solo ocho sillones de la Real Academia de la Lengua tienen letra femenina.

La vicepresidenta del gobierno, Carmen Calvo, (que leyó a De Burgos) se sumó al final de la jornada a Magüi Mira, Montserrat Domínguez, Mara Torres, Ana Merino, Nuria Barrios, María Eizaguirre o Pilar Adón para resucitar lo que el olvido ha perpetuado. “Todas somos ahora un poco corresponsales de guerra de nuestro particular momento, momento del mundo donde nada se puede concebir ya sin nosotras y donde la denuncia de lo injusto es más evidente para todas y para todos”, manifestó la vicepresidenta.

“La necesidad de rebelarse contra el sometimiento intelectual y la denuncia por ser consideradas como ciudadanas de segunda son hechos que cruzan la obra de muchas escritoras, fomentando un nuevo orden social más justo y equitativo”, declaró, por su parte, la comisaria de esta edición, la periodista Joana Bonet. De ahí que dichas artistas articularan “una nueva forma expresiva donde la libertad trascendía cualquier bandera”.

Como se hizo en las otras ediciones, Wikipedia ha convocado una editadona para mejorar los contenidos sobre autoras hispanas e hispanoamericanas, a través de la edición y creación de artículos desde una perspectiva de género.

En Wikipedia en español solo 2 de cada 10 biografías son de mujeres, indicó la responsable de Wikimedia España, Virginia Díez. Hasta 2015, por ejemplo, contaba con un único párrafo sobre Emilia Pardo Bazán o la propia Rosalía de Castro.

El espejo de la sociedad es cómo se trata a quien ya no está. Y ahí las mujeres tienen mucho que decir. Ya nos lo escribió Idea Vilariño: “Cuando compre un espejo para el baño / voy a verme la cara / voy a verme / pues qué otra manera hay decíme / qué otra manera de saber quién soy”.

Sumate a la conversación