Qué le pasa a un coche si le cae un rayo

¿Qué le pasa a mi coche si le cae un rayo?

Seguro que en días de lluvia y tormenta te habrás preguntado qué le pasaría a tu coche si le cayera un rayo. ¿Quedaría destrozado? ¿no ocurriría nada? 20minutos.es ha podido hablar con expertos del tema y marcas de coches para sacarte de dudas.

Cuidado con los elementos en punta

En primer lugar, es importante señalar que la probabilidad de que un rayo caiga sobre un coche es extremadamente pequeña. “Es mucho más probable que un rayo le caiga directamente a una persona que camine por el campo o en un bosque en un día de tormenta que le caiga a un coche que circula por una carretera”, indica Juan José Herrero, Ingeniero Industrial y Gestor de I+D+i del Instituto Universitario de Investigación del Automóvil (INSIA), perteneciente a la Universidad Politécnica de Madrid (UPM).

Según el experto del Instituto Universitario de Investigación del Automóvil (INSIA), los rayos van a buscar “elementos en punta ubicados en altura y que sobresalen”, tales como pararrayos, árboles, torres eléctricas, torres de una iglesia, edificios altos… “Estos elementos distorsionan el campo eléctrico natural que existe en un día de tormenta, aumentando su valor”, añade Herrero.
Los coches, gracias a su forma redondeada sin salientes en punta y a que circulan a ras de tierra, tienen complicado atraer los rayos.

El impacto

Imaginemos que, en el peor de los casos, el rayo cae encima de nuestro coche. Según Herrero, “el rayo circularía por el exterior del coche por todos los elementos metálicos y descargaría hacia el suelo a través de un elemento en forma de punta, como el tubo de escape”. Se produciría el efecto de caja o jaula de Faraday, sin entrar en el interior del habitáculo.

Como señalan desde el Grupo PSA, “siempre y cuando las ventanillas estén cerradas y no exista flujo de aire del interior al exterior, el campo electromagnético es nulo y por tanto no se producen descargas eléctricas”.

Si la corriente fuera muy intensa, la carrocería del coche podría quedar algo dañada, en especial en el punto de impacto del rayo. “En el caso más extremo, se podría incluso hasta perforar”, añade Herrero. Otra gran perjudicada del impacto sería la electrónica, ya que, según Herrero, “la circulación de una alta corriente que crece de cero a su valor de pico en pocos instantes provoca tensiones inducidas en los circuitos electrónicos que podrían ocasionar averías en dichos circuitos”.

En el programa de la BBC, Top gear -llamado ahora The Grand Tour-, el presentador Richard Hammond quiso experimentar cómo pasaban hasta 800.000 Voltios sentado en un Volkswagen Golf. Para ello se fue a Alemania, que junto con Holanda, es el único país que tiene un laboratorio con la tecnología suficiente como para provocar un rayo con la tensión antes citada. A continuación dejamos el vídeo (recordamos que en Youtube hay una opción en la parte inferior derecha para leer los subtítulos en multitud de idiomas):

Sumate a la conversación