Qué hace que una abeja sea reina u obrera

Abejas

Las larvas de abejas se convierten en obreras, en parte porque su dieta de polen y miel, llamada pan de abeja, es rica en moléculas reguladoras de las plantas llamadas microARNs, que retrasan el desarrollo y mantienen inactivos sus ovarios, según revela un artículo publicado en PLOS Genetics en el que ha participado un equipo de científicos de la Universidad de Nanjing (China).

Los investigadores han sabido durante mucho tiempo que la dieta juega un papel importante en el complejo proceso que determina si una larva de abejas se convertirá en obrera o reina. Aunque las obreras consumen principalmente el pan de la abeja, las reinas se dan un festín con la jalea real secretada por las glándulas de las abejas nodrizas.

El pan de abeja contiene niveles mucho más altos de microARNs de plantas que la jalea real, por lo que los investigadores decidieron investigar si estas moléculas, que regulan la expresión génica en las plantas, también podrían afectar al desarrollo de las castas de las abejas. Así, encontraron que las abejas que crecieron en el laboratorio con el pan de abeja simulado suplementado con microARNs de plantas se desarrollaron más lentamente y tenían un cuerpo más pequeño y ovarios más pequeños que las larvas que crecieron sin los suplementos.

Formación de castas

Los microARNs de las plantas también tuvieron un efecto similar en las larvas de la mosca de la fruta, aunque las moscas de la fruta no son insectos sociales. Otros experimentos mostraron que uno de los microARNs más comunes de plantas en el pan de abeja se dirige al gen TOR en abejas, lo que ayuda a determinar la casta.

El estudio demuestra que hay más en la historia de la formación de castas de abejas que el foco tradicional en la jalea real e identifica una función previamente desconocida de microARNs de plantas en el fino ajuste del desarrollo larval. El trabajo es un poderoso ejemplo de los efectos de los microARNs de varios países y cómo estas interacciones pueden afectar al desarrollo y la evolución de una especie.

“La regulación del desarrollo de las abejas por los microARN de las plantas muestra una adaptación evolutiva para el éxito de las colonias a través de la asociación entre dos especies”, concluye el investigador principal del estudio, Xi Chen.

Sumate a la conversación