¿Qué es un coche híbrido?

¿Cuánto tiempo puede circular un coche híbrido en modo 100% eléctrico?

Puede que hayas escuchado una discusión sobre las diferencias entre un híbrido y un enchufable, o las ventajas de tener un coche híbrido, quizá conozcas las marcas de vehículos híbridos más vendidos, pero ¿tienes claro qué es un coche híbrido?

Sencillo. Un híbrido es un coche impulsado por dos motores de distinta naturaleza. En este caso, como nos referimos a un híbrido eléctrico (el más común), tenemos, por un lado, un motor de combustión y por otro, un motor eléctrico. De este modo, el coche utiliza o alterna ambas fuentes de energía, lo que se transforma en una conducción más económica para su propietario (ya que gasta menos combustible) y más sostenible (por el mismo motivo). Es decir, hay momentos en los que circula como un coche eléctrico y otras en las que emplea tanto la parte eléctrica como la de combustión para propulsarse.

A nivel mundial en 2016 ya circulaban más de 58 millones de vehículos híbridos eléctrico liderados por USA y Japón, aunque seguidoos de cerca por Europa. Ya por aquel entonces, los modelos híbridos de Toyota sobrepasaron los 9 millones de vehículos vendidos.

El que un coche híbrido sea más o menos eficiente, teniendo en cuenta que siempre lo será más que un modelo de combustión,  depende la forma en que se combinen ambos motores y cómo se seleccione el tipo de propulsión que emplea el vehículo. Normalmente, será la calzada, la velocidad requerida y otras necesidades del conductor los factores que decidirán cómo repartir el trabajo entre los motores.

Debido a su complejidad al contar con dos o más motores que se combinan para funcionar, un coche híbrido cuenta con algunas piezas en su interior que un modelo eléctrico o de combustión, no precisan. En concreto, hay tres que son clave y permiten que se distinga del resto de vehículos con otro tipo de propulsión:

  • Generador: Transforma la energía cinética del coche en energía eléctrica, de forma que un híbrido no necesita enchufarse a la corriente para recargar su motor eléctrico, este se recarga al conducir.
  • Batería. Además de la batería que todos los coches, sea cual sea su forma de propulsión necesitan, los híbridos cuentan con otra que es una especie de almacen en el que se acumula la energía eléctrica que va generando el propio vehículo al circular. 
  • Motor eléctrico, además del motor de combustión. Puede ser uno o puede llegar a tener dos motores eléctricos. Dependiendo de la carga y el modelo hay coches híbridos que pueden llegar a funcionar en un modo 100%.

 No hay que perder de vista que, aunque a la hora de conducir y como consecuencia del menor consumo energético, se obtienen beneficios económicos y ambientales. Algunas tecnologías híbridas tienen perjuicios ambientales, por ejemplo la producción y reciclado de baterías. Por lo que es importante valorar todos los aspectos antes de hacerse con un cualquier tipo de vehículo.

Sumate a la conversación