¿Puedo vivir en el barrio de moda?

  • Hacerse con un piso en uno de los vecindarios más ‘cool’ de España puede parecer misión imposible, pero se hace más sencillo siguiendo una serie de pasos.

Lavapiés

Malasaña en Madrid, El Carmen en Valencia, El Raval en Barcelona, La Magdalena en Zaragoza… vivas en la ciudad que vivas, siempre existirá ese barrio de moda en el que encontrar los mejores bares, los restaurantes más cool y la gente más sibarita. Para muchos, mudarse allí resulta algo inalcanzable, pero existen algunos trucos para poder conseguir una casa en alguna de sus calles.

1. Busca piso de forma alternativa

Comenta todo lo que puedas que estás buscando piso en esa zona; nunca sabes si un familiar o un amigo de amigo tiene una propiedad alquilada. Normalmente, este tipo de arrendamiento sale más barato, sobre todo entre personas que prefieren ofrecérselo a alguien de confianza en lugar de lanzarlo en portales inmobiliarios.

Otro truco es pasear por la zona en la que te gustaría vivir; todavía son muchos los que optan por colocar ese cartel negro y naranja en el que se anuncia el alquiler. Llama sin miedo para poder valorar todas las opciones disponibles.

Una buena manera de conocer qué barrio es el ideal es indagar en su oferta de comercios y restauración. Sabadell ha establecido un mapa interactivo que te ayudará a elegir, y que puedes consultar haciendo click en la imagen. 

Mapa interactivo: Conoce Madrid

2. Opta por personas físicas

Si quieres reducir costes, busca un arrendatario particular; de esa manera, en ocasiones solo tendrás que pagar un mes de fianza, y te ahorrarás los honorarios -normalmente una mensualidad- que cobran las agencias por realizar el servicio.

3. Renuncia a ciertos parámetros

Puede que tu bolsillo no pueda alquilar un loft en Gràcia, pero sí se pueda plantear una segunda planta si renuncia a servicios como el ascensor o la casa amueblada. Al fin y al cabo, un hogar de alquiler se puede equipar con lo básico de forma muy barata. 

4. Comparte piso

Esta propuesta encaja más en el caso de estudiantes o personas solteras, pero el concepto se ha abierto a cada vez más personas. Si se trata de casas antiguas, muchas veces cuentan con dos zonas diferenciadas que hacen posible vivir en intimidad incluso si se comparte la cocina.

5. Alquila una habitación

Si cuentas con más de una habitación en la casa, puede ser una buena idea poner una de las habitaciones en servicio de alquiler por días. Si te esmeras en la decoración y los servicios, el precio por noche será suficiente como para aliviar tu propio alquiler.

Sumate a la conversación