Nueve meses de cárcel y 8.000 euros de multa para una empresa que vendía opiniones falsas en TripAdvisor

Logo oficial de TripAdvisor

Que las opiniones falsas están a la orden del día en TripAdvisor no es ningún secreto. Y que existen empresas que con mayor o menor discreción o elegancia se dedican a hacer negocio ofreciendo a restaurantes posicionarse mejor en esta popular web tampoco, aunque sea algo que la empresa siempre minimice o directamente niegue.

Cada cierto tiempo salta a los titulares la historia de un restaurante que no existe y que se convierte en el número uno de una ciudad. Aunque normalmente se trata sólo de un experimento para demostrar los cuestionables sistemas de verificación de TripAdvisor y la compañía nunca le ha dado mayor importancia, parece que ahora empiezan a tomarse las cosas más en serio.

Sólo así se explica la histórica sentencia que recientemente condenaba en Italia a los propieatarios de PromoSalento -especializada en la venta de opiniones falsas y posicionamiento en TripAdvisor– a pagar una multa de 8.000 euros y a -atención- 9 meses de cárcel por fraude. Y es que la compraventa de opiniones falsas y pagadas es un delito penado en muchos lugares.

El caso de Lecce -en el sur de Italia- se remonta a 2015, y aunque TripAdvisor no ha dudado en celebrar la sentencia y apuntarse el tanto de que realmente se lucha contra las opiniones fraudulentas, fue un restaurante de la zona el que denunció a la citada empresa cuando recibió una oferta para publicar opiniones y mejorar su posición en el ranking.

Más tarde, TripAdvisor se sumó al caso aportando como prueba las 1.000 opiniones falsas que esta compañía había intentado publicar. “Desde 2015 hemos puesto fin a la actividad de más de 60 compañías de opiniones remuneradas en todo el mundo”, aseguraba Brad Young, vicepresidente de TripAdvisor, quien no dudó en calificar la sentencia de un “momento histórico para Internet”.

Pese a ello, la credibilidad sigue siendo la asignatura pendiente de una web cuya importancia y poder preocupa a muchos cocineros. Sobre todo a los que no quieren formar parte de este sistema pero no tienen forma de quedar al margen.

Sumate a la conversación