“Me da vergüenza quedarme en bañador en la playa, ¿qué puedo hacer?”

Bañador

Afrontar las situaciones difíciles por las que atravesamos requiere muy a menudo de ayuda. 20minutos pone en marcha cada semana un consultorio psicológico con el fin de ayudar a resolver las dudas que plantean los lectores. Puedes dejar aquí tu pregunta para el próximo consultorio y leer aquí mismo algunas respuestas que ha dado al consultorio de esta semana nuestra experta, Mª Jesús Álava Reyes.

Vergüenza en la playa por el bañador

PreguntaDentro de una semana me voy a la playa y me vuelve a pasar lo mismo que el resto de años: me da vergüenza quedarme en bañador. Digamos que nunca me ha gustado mi cuerpo y siento fobia a que la gente lo mire. Me encantaría ser una de esas chicas que se quita alegremente el vestido y va tan campante a bañarse, disfrutando del mar y del calor. Sin embargo, cuando llega ese momento yo opto por quedarme debajo de la sombrilla, con la ropa puesta encima del bañador (que no sé ni para qué me lo pongo) observando a la gente y sintiéndome estúpida y abrumada. He probado a ir al gimnasio para acabar con esta situación, pero pronto me acabo rindiendo porque no veo mejoras y abandono. Y así año tras año. No sé qué hacer, estoy realmente triste. Creo que he entrado en un bucle del que no sé salir.

RespuestaEn efecto, el gimnasio, el ejercicio, buenos hábitos de salud (descanso, comida adecuada…) pueden venir bien, pero por lo que cuentas todo parece indicar que tienes una obsesión con tu cuerpo en relación a lo que los demás pensarán. Aquí la opción es clara: las obsesiones, cuando se mantienen en el tiempo, necesitan tratamiento psicológico. No luches en desigualdad de condiciones. Tenemos que conseguir que te aceptes como eres, que te sientas bien, que no dependas de la valoración de los demás, porque, de lo contrario, no serás dueña de tu felicidad ni de tus emociones. La buena noticia es que las obsesiones, bien trabajadas desde la psicología, se pueden superar, y al hacerlo ganamos en estabilidad, confianza y autoestima. No lo dejes por más tiempo y pide ayuda psicológica.

Tengo todo para ser feliz y cada día estoy más deprimida

PreguntaTengo 27 años y todo aquello que la gente dice que se necesita para ser feliz: familia, casa, trabajo fijo, pareja… Sin embargo, cada día me siento más sola y deprimida, no estoy a gusto con nada de lo que tengo y no veo cómo cambiarlo. Creo que todo esto empezó a raíz de dejar un trabajo en el que me sentía muy a gusto pero donde sufríamos abusos físicos y psicológicos. Me marché porque encontré otro empleo, pero eso fue hace un año y desde entonces he pasado por otros tres empleos más de los que me he marchado yo (aun teniendo contrato fijo y con buenas condiciones) porque no me sentía realizada ni me llenaban. Me sentía un cuadrado en un mundo de círculos. El caso es que actualmente me encuentro en la misma situación: tengo un trabajo relacionado con mis estudios, indefinido, con un horario muy bueno y un sueldo aceptable. Pero no me siento “en mi sitio”, y pese a llevar poco tiempo en este empleo, y sabiendo que los principios son duros, sigo buscando otro sitio al que marcharme, y no es por el trabajo, sino porque siento que no encajo aquí. Ni aquí ni en ninguna parte. He empezado a buscar trabajo también fuera de mi ciudad, buscando algo que me permita cambiar de aires, pero implicaría dejar todo atrás: mi familia, pareja, amigos… Y sin embargo no me importa dejarlo todo, creo que estoy en un punto en el que no puedo más. Ni sé dónde estoy ni a dónde quiero ir ni cómo averiguarlo. ¿Qué me recomienda?

RespuestaEstá claro que huir no es la solución, todo lo contrario. Has visto que has establecido una dinámica muy perjudicial: en cuanto te sentías mal huías buscando que todo fuese perfecto en un sitio nuevo y… otra vez volvías a repetir el mismo mecanismo. No te engañes, cambiar de trabajo, de ciudad… no es la solución, ¡es una trampa! Necesitas ayuda psicológica para encontrarte bien contigo misma, para centrarte y conseguir la fortaleza y la estabilidad emocional que necesitas. No es el medio externo el que debe cambiar, el trabajo a realizar es contigo, con tu forma de ser, de sentir, de sufrir… Te puede venir bien leer algún libro como Trabajar sin sufrir (editorial La Esfera de los libros o Amazon) Ahí detallo casos parecidos al tuyo, personas que huían y cambiaban constantemente de trabajo y de circunstancias pero de nuevo se volvían a sentir mal. Lo dicho, no lo dudes, pide ayuda psicológica, ya verás cómo en poco tiempo empiezas a ser dueña de tu vida, a valorar lo que tienes y a sentirte bien contigo misma. Muchos ánimos.

Sumate a la conversación