Los pasajeros con alergia a los frutos secos podrán embarcar antes en los vuelos de American Airlines y otras compañías

Pasajeros en el aeropuerto

¿Cuál es uno de los aperitivos clásicos en los aviones? Efectivamente, los cacahuetes, aunque en realidad habría que hablar en pasado. Primero porque los snacks gratuitos hace tiempo que desaparecieron de la mayoría de compañías aéreas. Y segundo porque algunas compañías aéreas -al menos de Estados Unidos- han ido retirando de su menú uno de los alérgenos más peligrosos para quienes sufren alergia a cacahuetes y frutos secos.

No obstante, resulta casi imposible saber si los pasajeros llevan o consumen cacahuetes u otros frutos secos propios durante el vuelo, así que algunas compañías proponen que los pasajeros con alegias severas puedan embarcar antes en los vuelos para limpiar las mesitas y zonas de viaje y evitar cuaquier posible contaminación. Algo que ya hace tiempo implementaron líneas aéreas como Delta o Southwest y que en breve también empezará a aplicar American Airlines. Los pasajeros sólo tienen que identificarse en la puerta de embarque como alérgicos para que se les permita subir antes.

Un protocolo que, evidentemente, podría ser aprovechado por algunos pasajeros para embarcar antes fingiendo sufrir alguna de estas alergias. Dicho así puede sonar muy desconsiderado, pero teniendo en cuenta la batalla que se suele organizar para acceder al avión no cuesta imaginarlo. Sin embargo, desde American Airlines parecen bastante más optimistas y confían en el sentido común de los pasajeros para no simular una alergia potencialmente mortal sólo por poder entrar y sentarse antes en el avión.

Una medida que viene a responder a algunas asociaciones de alérgicos que desde hace tiempo piden ser incluidos dentro de los grupos de embarque prioritario, junto a las familias con niños o a las personas con problemas de movilidad.

No obstante se trata de una medida que no parece haber llegado a la mayoría de compañías que operan en España, donde resulta casi imposible encontrar datos sobre el protocolo para personas con este tipo de alergias. Lo más parecido son las indicaciones de EasyJet que, aunque no facilita el embarque prioritario, sí asegura que puede suspender la venta de cacahuetes por petición de un pasajero y avisar al resto de clientes que se abstengan de consumir frutos secos durante el vuelo.

En cualquier caso, la única recomendación compartida por la mayoría de compañías es que el pasajero con este tipo de afecciones mantenga a mano su medicación para tratar una posible reacción alérgica o choque anafiláctico durante el vuelo.

Sumate a la conversación