Le cuelan una loca teoría de la serie ‘Rick y Morty’, sobre parásitos intergalácticos, a tres revistas científicas

  • El artículo que se ha publicado habla de la solución para luchar contra los parásitos intergalácticos.
  • Todas las referencias son a la famosa serie de dibujos animados.

Rick y Morty

Un grupo de investigadores acaba de encontrar la forma de utilizar imanes para luchar contra los parásitos intergalácticos. Según cuentan tres revistas científicas, la fórmula solo funciona en la simulación Zyrgion.

Se trata de un artículo que se ha publicado con el título Newer tools to fight inter-galactic parasites and their transmissibility in Zyrion simulation. Su autora, Beth Smith ha presentado una investigación que describe como el método para combatir a esos terribles parásitos que implantan falsos recuerdos en sus anfitriones.

Lo divertido de este estudio es que todas las referencias que contiene son a la famosa serie de dibujos Rick y Morty y ni Smith, ni la simulación de Zyrgion, ni los parásitos son reales. Sin embargo, este hecho no ha supuesto ninguna pega para que el documento no se publique, sin revisión alguna en ARC Journal of Pharmaceutical Sciences, IOSR Journal of Pharmacy and Biological Sciences, y en Clinical Biotechnology and Microbiolog.

Resulta que todo se trataba de una broma del profesor universitario Farooq Ali Khan, para mostrar el problema que hay en la investigación científica seria donde existen muchas revistas con muy buena reputación y un proceso de revisión muy grande, mientras que hay otras que no tienen ningún tipo de filtro y que, por tanto, perjudican a la ciencia.

Khan es muy fan de la serie de dibujos animados y se acercó al investigador estadounidense Jeffrey Beall, un crítico de lo que él denomina “revistas depredadoras” quien tienen en sus manos una lista de “delincuentes” en su blog personal. Khan escogió 14 de esas revistas negras  les envió el trabajo falso basado en Rick y Morty. Solo una de todas las publicaciones que recibió el artículo falso lo revisó.

Sumate a la conversación