Las reservas de los turistas británicos para venir a España este verano se mantienen pese al ‘brexit’

  • Londres explica la caída de las visitas por la quiebra de Monarch Airlines y la recuperación de Egipto y Turquía.
  • El mercado británico es el principal emisor de turistas para España.

Turistas extranjeros

Las reservas del mercado británico para viajar a España en verano se mantienen relativamente estables y están en cifras positivas, con crecimientos en algunos destinos y bajadas en otros, según el consejero de Turismo en Londres, Javier Piñanes.

En una conferencia sobre el efecto del ‘brexit’ en el turismo español, organizada por Turespaña en Fitur, Piñanes ha explicado que la caída que se produjo en la afluencia británica a España en 2018 se debe a otros factores, además de la incertidumbre generada por la salida del Reino Unido de la Unión Europa (UE) y la devaluación de la libra respecto al euro.

A su juicio, han incidido también la quiebra de la aerolínea Monarch Airlines, que traía a 1,5 millones de personas a España, y la recuperación de destinos competidores como Egipto o Turquía, aunque el mercado británico está sobreviviendo muy bien a este acumulo de circunstancias adversas, ha recalcado.

Además, está cambiando el tipo de turista británico que visita España, alejándose el consumidor de productos tradicionales y aumentando el que busca otros tipos de turismo como el cultural o el gastronómico, lo que supone mayores ingresos para los destinos.

Prepararse para lo peor

Piñanes ha explicado que va a haber un período transitorio, más largo o menos, en función del escenario definitivo de ‘bréxit’, tras la fecha de la salida del Reino Unido prevista para el próximo 29 de marzo, en el que las cosas seguirán exactamente igual en cuanto a la tarjeta sanitaria o al tráfico aéreo, entre otros aspectos, lo que permite estar relativamente tranquilos.

La directora gerente de Promotur Turismo de Canarias, María Méndez, ha advertido de que el ‘bréxit’ puede llevar a que los viajes a España les cuesten más a los británicos, debido a la subida de las tasas aeroportuarias, al ser más altas en vuelos de terceros países, o la devaluación de la libra.

En este sentido, ha subrayado que la primera razón que mueve a los británicos para elegir un destino es la relación calidad-precio, recordando que la devaluación de la libra sufrida en 2009 hizo perder a Canarias un millón de turistas del Reino Unido.

Puesto que el mercado británico es el principal emisor de turistas para España, el Ministerio de Exteriores español considera que hay que prepararse ante la posible bajada de la libra, la contracción de la economía británica, una serie de modificaciones reglamentarias y restricciones en la libre circulación de las personas.

Sumate a la conversación