Las ejecuciones hipotecarias se desploman un 56,8% y la banca lo achaca a su “esfuerzo” por ayudar a las familias

  • “Los bancos son especialmente sensibles a las dificultades generadas por la crisis”, asegura el portavoz de la AEB, José Luis Martínez Campuzano.
  • El número de ejecuciones sobre viviendas habituales fue de 2.788, un 56,8% menos que hace un año, según las cifras de Estadística.
  • La mayoría de las viviendas sobre las que se ha iniciado el proceso de ejecución fueron adquiridas en la época de la burbuja inmobiliaria.

Manifestación contra los desahucios.

El número de ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales se situó en 2.788 en el segundo trimestre, cifra un 56,8% por debajo de la del mismo periodo de 2016. Según la estadística de ejecuciones hipotecarias publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), su número es también un 34,8% inferior al del trimestre anterior.

“Es un dato muy positivo y sin duda, se trata de un síntoma claro de la buena marcha del sector y de la recuperación de las entidades financieras frente a los impagos que se han producido durante la crisis”, asegura Manuel Gandarias, director del Gabinete de Estudios de pisos.com. “La gran mayoría de las ejecuciones afectan además a hipotecas constituidas en 2007, donde los precios se encontraban en máximos”.

La estadística, en todo caso, ofrece el número de certificaciones de ejecuciones inscritas en los Registros de la Propiedad, pero no todas terminan con el lanzamiento (desahucio) de sus propietarios.

El portavoz de la Asociación Española de Banca (AEB), José Luis Martínez Campuzano, ha achacado el descenso de ejecuciones al “esfuerzo” de los bancos por facilitar las condiciones financieras a las familias con dificultades. “Los bancos de la AEB son especialmente sensibles a las dificultades generadas por la crisis. Más de un millón de familias se han beneficiado de la mejora de las condiciones por nuestros bancos en los últimos años”.

El total de ejecuciones de todo tipo de inmuebles, también cae

En el segundo trimestre se iniciaron 13.605 ejecuciones hipotecarias, un 20% menos que en el trimestre anterior y un 35,2% menos en tasa interanual. De ellas, 12.868 afectaron a fincas urbanas (donde se incluyen las viviendas) y 737 a fincas rústicas.

Las ejecuciones hipotecarias sobre fincas urbanas disminuyeron un 20,4% en relación al trimestre anterior y un 35,4% respecto al segundo trimestre de 2016. Dentro de las fincas urbanas, 6.937 ejecuciones correspondieron a viviendas, un 24,2% menos en tasa intertrimestral y un 42,3% en términos interanuales, y de ellas 3.652 eran ejecuciones sobre viviendas de personas físicas, un 34% menos que en el trimestre anterior (-55% interanual).

Sumate a la conversación