La peor etapa de Terelu Campos

La presentadora Terelu Campos.

La operación para regenerar la piel del pecho radiado y amputado de Terelu Campos ha sido un éxito. Aunque son muchos los que han alertado de la gravedad de la intervención, 20minutos ha podido confirmar que la realización de la misma estaba prevista desde el pasado mes de febrero. No hubo urgencia ni tragedia imprevista, a pesar de que los dolores que sufre son realmente insoportables.

Me cuentan que la presentadora, convertida en colaboradora rasa, está triste. Sabe que el futuro que se le avecina puede ser muy complicado a nivel profesional y, aunque está preparada para que la tormenta toque tierra firme, es cierto que son muchos los frentes que ahora tiene abiertos.

A la lucha contra el cáncer se le une la batalla que mantiene en el terreno laboral. Pintan bastos para que Terelu pueda continuar colaborando en el programa de las tardes de Telecinco y empieza a escudriñar el resto de televisiones en busca de un proyecto que esté más cercano a su forma de entender el oficio, marcado por el entretenimiento pero sin tanta estridencia.

Tampoco parece que la relación con su hija Alejandra atraviese su mejor momento. Me consta que Campos no entiende algunas de las decisiones, precipitadas según su parecer, que la joven ha ido tomando en los últimos tiempos. Tampoco le parece muy correcto el rumbo profesional que ha escogido, tal vez más ligado a la noche y el show business que a una carrera universitaria.

Alejandra promete que estudiará derecho a partir de septiembre, pero gran parte de su entorno duda de que vaya a cumplir su compromiso. Tal vez la más implacable sea su tía Carmen, con la que también ha tenido sonados desencuentros en los últimos días. Es evidente que a Borrego le gustaría que su sobrina siguiera los mismos pasos de su hija, abogada por vocación y curtida en uno de los despachos expertos en penal más importantes de Madrid.

Sumate a la conversación