La pasión cubana de Elliott Erwitt

  • El festival PHotoEspaña dedica una exposición al proyecto Cuba del veterano fotógrafo norteamericano.
  • Reúne instantáneas de dos viajes realizados por Erwitt a la isla y separados por casi 50 años. Incluye sus famosas fotografías de Fidel Castro y el Che Guevara.
  • Podrá verse en el Real Jardín Botánico hasta el 31 de julio.

Malecon

“Un testigo de la historia y un fabricante de sueños con la cámara”. Así definía el International Centre of Photography el trabajo de Elliott Erwitt (París, 1928) durante la retrospectiva que le dedicaron en 2011. Todavía en activo a sus 89 años, Erwitt ha tenido el don de saber captar lo que se ha llamado “instante decisivo” como también lo tuvo en su día Cartier-Bresson.

Hijo de emigrantes judíos oriundos de Rusia, nació en Francia y la Segunda Guerra Mundial obliga a su familia a dar el salto a Estados Unidos. Sus primeros devaneos con la fotografía se producen en un estudio de Hollywood y poco después entrará en contacto con Robert Capa, Edward Steichen y Roy Stryker, que se convierten en sus mentores. Es el propio Capa quien le introduce con tan solo 25 años en la prestigiosa agencia Magnum Photos. A los 40 se convertiría en presidente de la misma.

Desde sus inicios se ha mantenido fiel a la fotografía documental y al fotoperiodismo marca de la agencia Magnum. Su cámara ha retratado a algunos de los protagonistas de la historia más reciente como Richard Nixon, Che Guevara, John Kennedy o Marilyn Monroe. “Cubrir un evento histórico es perfectamente legítimo. No es colarse en el tocador de alguien… Estas personas pertenecen a la historia y no dejar constancia de ellos si uno tiene la oportunidad sería un error”, comentó en una ocasión.

El encuentro con Fidel y el Che

Pero sus fotografías van mucho más allá y aparte de su indudable calidad artística también están repletas de crítica, preocupación social y política y un finísimo sentido de la ironía. “Para mí la fotografía es un arte en observación. Se trata de encontrar algo interesante en un lugar ordinario… He encontrado que tiene poco que ver con las cosas que ves y todo que ver con la forma en que los veas”, confiesa él mismo de su estilo único.

Tras la amplia retrospectiva que le dedicó a su obra el festival PHotoEspaña en 2002, tenemos la oportunidad de volver a disfrutar su talento con una exposición más pequeña y de temática más específica: Cuba, que podrá verse en el Real Jardín Botánico-CSIC hasta el próximo 31 de julio.

Cuba une pasado y futuro. El pasado de su primer viaje a este país en 1964 para acompañar a Che Guevara y Fidel Castro por encargo de la revista Newsweek. De aquel encuentro quedaron icónicas imágenes de estos dos personajes. Y el presente de su reencuentro con la isla en 2015, ya con 87 años, para dejar testimonio de la situación actual de sus habitantes y del país.

La exposición coincide además con la presentación de la primera Elliott Erwitt Havana Club 7 Fellowship, un proyecto internacional de fotografía documental organizado por Erwitt en colaboración con Havana Club 7. Anualmente se entrega una beca a un fotógrafo que tiene la oportunidad de viajar a Cuba para desarrollar una línea de trabajo que refleje su visión del país y de la condición humana en general.

Sumate a la conversación