La novelista Siri Hustvedt, Premio Princesa de Asturias de las Letras 2019

  • Nacida en Minnesota en 1955, es autora de best sellers como El verano sin hombres o Todo cuanto amé.
  • Es el 5º galardón de este año, tras los concedidos al dramaturgo Peter Brook o al Museo del Prado, entre otros.

Siri Hustvedt

«Me considero feminista. Me cuesta trabajo imaginar que alguien no sea feminista. ¿El feminismo no es, simplemente, una declaración de la libertad humana?», admitió en una ocasión la escritora estadounidense Siri Hustvedt (1955, Minnesota, Estados Unidos).

Este espíritu cada vez más hermanado con la sociedad actual, unido a su talante narrativo, le ha convertido este miércoles en la nueva Premio Princesa de Asturias de las Letras 2019, un prestigioso galardón que distingue la labor científica, técnica, cultural, social y humana realizada por personas o instituciones en el ámbito internacional.

La perspectiva feminista y ética de Hustvedt ha alcanzado la cumbre de las letras. Así fue valorada por el jurado de esta edición, que destaca la obra de esta novelista, ensayista y poeta feminista de origen noruego como una de las más «ambiciosas» del panorama actual de las letras, ya que incide en «un presente convulso y desconcertante, desde una perspectiva de raíz feminista». Y, además, «lo hace desde la ficción y el ensayo, como una intelectual preocupada por las cuestiones fundamentales de la ética contemporánea», han afirmado este miércoles sus miembros.

El presidente del jurado y director de la RAE, Santiago Muñoz Machado, ha estimado que la autora de El verano sin hombres escribe desde «posiciones muy valientes». A él se le sumaron otras voces como la del escritor cubano Leonardo Padura, que apreció la habilidad de Hustvedt de moverse entre la narrativa y el ensayo y, además, hacerlo «con una enorme capacidad de penetración en una realidad muy convulsa, como la contemporánea».

La catedrática y filóloga Rosa Navarro, también en el jurado, mostró su entusiasmo por el hecho de que el galardón haya recaído en una «auténtica pensadora intelectual» que, a través de su formación humanista, es capaz de escribir de psicología o arte. Y aprovechó para resaltar no solo su «lucha feminista», sino su habilidad para demostrar cómo «las humanidades se pueden fundir con la ciencia y dar lugar al pensamiento».

La galardonada, por su parte, dedicó unas palabras de agradecimiento, a través de una nota difundida por la fundación: «Me siento realmente feliz y honrada al recibir el Premio Princesa de Asturias. También siento sorpresa, asombro y gratitud».

Más tarde, durante la rueda de prensa que concedió en el Instituto Cervantes de Londres (Inglaterra), aseguró que la sociedad «sigue necesitando» al feminismo porque «la historia no ha terminado». «Es una manera de librarnos de cadenas impuestas al ser humano», añadió.

Novelista, poeta y experta en neurociencia y psicoanálisis, Siri Hustvedt se ha convertido en una de las figuras más ambiciosas del panorama actual de las letras. El diálogo interdisciplinar entre las humanidades y las ciencias está presente en su producción, traducida a más de treinta lenguas.

Se inició con la poesía en 1983 con Leer para ti. Gracias a este género conoció a su actual cónyuge, el escritor Paul Auster, también galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de las Letras en el año 2006. En las últimas tres décadas ha publicado siete novelas, de las que destaca Todo cuanto amé (2003), con el que se hizo un nombre por todo el mundo.

Con el último ensayo que publicó, La mujer que mira a los hombres que miran a las mujeres (2016), se convirtió en una de las voces más críticas contra el actual presidente estadounidense Donald Trump. Ayer mismo hizo alarde de ello durante la comparecencia, cuando definió al mandatario como «abiertamente racista y misógino, un ignorante que no sabe nada de la Constitución».

Siri Hustvedt es la octava mujer que ha recibido el Premio Princesa de Asturias de las Letras, que en su anterior edición recayó en la francesa Fred Vargas y que este año se ha disputado entre 28 candidatos, procedentes de 17 países. Este reconocimiento es el quinto en fallarse de los ocho premios que anualmente concede la fundación. Previsiblemente, la escritora acudirá a Oviedo a recogerlo en el mes de octubre.

Sumate a la conversación