La educación mejora la empleabilidad, pero España tiene una de las mayores tasas de paro en población cualificada

  • El nivel educativo también contribuye a reducir la brecha de género.
  • Pero el desempleo entre mujeres cualificadas supera en más de dos puntos al de los hombres con el mismo perfil.

Millenials

Estudiar, formarse, nos va a dar más oportunidades en el mercado laboral. De eso no cabe duda. El nivel educativo tiene un impacto directo sobre la empleabilidad y, además, reduce las desigualdades de género en el acceso al trabajo.

Pero también es verdad que España se mantiene como uno de los países europeos con mayor tasa de paro entre la población cualificada. Son dos realidades, dos verdades, que subraya el informe “Empleabilidad de la población cualificada 2017”, publicado por EAE Business School.

La tasa de desempleo se situaba en 2017 en el 29% entre la población española con educación primaria; el 22% entre los que han completado la primera etapa de los estudios de educación secundaria y el 16% de los que contaban con educación secundaria general o profesionalizada. Porcentajes en todos los casos por encima del de aquellos con educación superior, que se situó en el 9,5%.

El paro de la población cualificada duplica la media de la UE

A nivel europeo, España se sitúa en decimocuarta posición en términos de brecha entre tasas de desempleo de la población cualificada y de la población con estudios intermedios. El estudio advierte de que el paro entre la población cualificada en nuestro país todavía duplica la media de la Unión Europea (4,5%) y que se mantiene como uno de los países con mayor desempleo en este colectivo, por delante de Grecia y Turquía.

En todo caso, en prácticamente todos los países de Europa existen unas menores tasas de paro de personas con educación superior, y se han reducido en el conjunto de Europa en el periodo comprendido entre 2015 y 2017, especialmente en Rumanía (48%) y Hungría (44%)

Destaca a su vez el estudio que el nivel educativo también contribuye a reducir la brecha de género y señala, en este sentido, que el desempleo entre mujeres cualificadas resulta más de dos puntos superior al de los hombres con el mismo perfil de formación (10,8% frente al 8%), una diferencia que aumenta a prácticamente 6 en mujeres con estudios primarios y a 20 puntos entre las consideradas analfabetas.

Las comunidades autónomas con una tasa de actividad más elevada de población con estudios superiores fueron el País Vasco, la Comunidad de Madrid y la Comunidad de Navarra, con un 53,8%, un 48,9% y un 48,2%, respectivamente. Las tres coinciden con las tasas de actividad más elevadas tanto en hombres como en mujeres. Por el contrario, las comunidades con una menor tasa actividad fueron Castilla-La Mancha, Ceuta y Baleares, con un 29,8%, un 30% y un 32%, respectivamente.

Sumate a la conversación