Jordi Cruz: “Tengo 6 estudiantes con convenio y les proporcionamos alojamiento y dietas”

Jordi Cruz

El chef Jordi Cruz está en el candelero desde la semana pasada, por su respuesta a un reportaje de El Confidencial sobre los aprendices de los restaurantes de alta cocina que trabajan hasta 16 horas diarias sin cobrar, situación que él considera “un privilegio”.

Este lunes, coincidiendo con el Día Internacional de los Trabajadores, el jurado de MasterChef quiso entrar en la discusión asegurando en un mensaje en Twitter que sus aprendices no son esclavos.

Los usuarios de la red social no tardaron en contestar indignados a su tuit, convirtiendo al chef en trending topic. Pero este martes es tendencia en la plataforma la carta que nuestra compañera Susana Gozalo le dedicó al chef criticando su postura:

(…) Por Wikipedia he sabido que en breve cumples 39 años y por la prensa que acabas de comprarte un palacete de tres millones de euros. Me inquieta: ¿cuándo dejaste de no cobrar por tu trabajo como tus stagiers para poder adquirir semejante propiedad? Me inquieta y preocupa más aún: ¿cuánto percibes de las arcas públicas -ya que colaboras en Televisión Española- para pagar suma tan estratosférica? (…)

Jordi Cruz ha querido zanjar la polémica con un nuevo mensaje que no termina de calmar las aguas: “Tenemos profesionales muy bien contratados y estudiantes a los que mimamos y enseñamos con todo el cariño…harto de escuchar burradas!!!”.

No parece que esta respuesta (acompañada de una fotografía de Cruz con su equipo, rebosantes de felicidad) vaya a satisfacer a su detractores, pero tampoco que el cocinero esté dispuesto a pedir disculpas o solventar una situación laboral que a él no le parece censurable.

Este martes, el chef ha hablado en Rac1 reafirmando su posición: “No usamos los estudiantes en prácticas como mano de obra. Nos nutrimos y ellos se nutren de nosotros”, ha dicho. También ha explicado que en su restaurante tiene un 10% de personas con convenio de prácticas, a las que él ofrece “alojamiento y dietas” en lugar de un sueldo, tal y como está estipulado. “Yo no puedo cerrar las puertas a los que me piden venir a mi casa a aprender”, ha añadido.

Además, ha vuelto a repetir que hacer prácticas con profesionales como Joan Roca es un privilegio. Decir esto no es una tontería“. En cambio, mezclar “trabajo precario con formación” sí le parece una tontería porque considera que “no tiene nada que ver”. Para él, tener aprendices es una forma de “escoger a la gente y capturar el talento”.

Las condiciones de su cocina

Según ha recogido Europa Press, al preguntarle este martes por su restaurante Àbac en TV3, ha concretado que tiene 14 cocineros contratados y 6 estudiantes en prácticas con convenio, a los que proporciona “alojamiento en la parte alta de Barcelona y dietas”, y que trabajan un máximo de cuatro horas al día si proceden de escuelas españolas y ocho si vienen de centros internacionales, según marca la ley.

Al contrario de lo que dijo anteriormente, el cocinero ha dicho que el trabajo de los stagiers es importante pero, aunque contribuyen al funcionamiento del restaurante, no son imprescindibles para su viabilidad económica: “Tengo 14 cocineros para dar de comer a 50 personas, y pueden hacerlo perfectamente”.

“Puedo trabajar tranquilamente con mis trabajadores y hacer el trabajo del Àbac sin la ayuda de estas manos. Pero si están, nos ayudan. Yo te doy conocimientos y formación, y tú me ayudas a poder hacer un trabajo singular”, ha dicho. Por ello, no entiende que “personas como políticos y dirigentes de UGT” le hayan llamado esclavista, y les ha pedido que se informen mejor de las condiciones que hay en su cocina.

Sumate a la conversación