Guía para llegar a ser una pyme de éxito y no morir en el intento

  • La falta de estrategia, la inexperiencia del equipo gestor o la falta de asesoramiento acortan la vida de la empresa.
  • En 2016 se crearon 100 mil empresas, la primera vez que se llega a esta cifra desde 2008. Aunque desde 2007 se han perdido más de 250.000 pymes.
  • Los errores más frecuentes y habituales que suele cometer una pyme suelen ser en la fase de lanzamiento.
  • Visualiza o descarga el PDF de ‘MiBolsillo’ del mes de mayo.

Reunión de trabajo

Históricamente, España ha sido un país de pequeñas empresas. Y desde que estallara la crisis económica, de emprendedores y autónomos. Los últimos datos de Cepyme al primer trimestre de 2017 reflejaban la existencia de 1,5 millones de trabajadores por cuenta propia y sin asalariados frente a los 1,3 millones de pymes y 4.346 grandes compañías.

A menor tamaño, mayores dificultades, y muchos pequeños empresarios han tenido que abandonar por el camino. Cepyme calcula que desde el comienzo de la crisis, en 2007, el tejido productivo español ha perdido más de 250.000 pymes y 300.000 autónomos.

No obstante, la mejora económica está cambiando los números y de acuerdo con el anuario mercantil del Colegio de Registradores, en 2016 se crearon más de 100.000 empresas por primera vez desde 2008; principalmente en la construcción y la hostelería. Por su parte, 27.357 compañías cesaron en su actividad.

La Fundación para el Análisis Estratégico y Desarrollo de la Pequeña y Mediana Empresa (Faedpyme) detalla los motivos que llevan al fracaso de la pyme: “La existencia de debilidades de carácter estructural de las pymes sigue afectando a su supervivencia y mermando su competitividad“.

“Así, la globalización, el continuo cambio y el desarrollo de nuevos sistemas de información y comunicación, unidos al escaso hábito de gestión del conocimiento y de capacitación de los empleados, la dificultad para la captación de capitales ajenos a largo plazo, la mejorable cualificación de los empresarios y empleados, pese a los esfuerzos realizados, o las dificultades para desarrollar e incorporar innovaciones son, entre otros, aspectos que dificultan y limitan el desarrollo de la empresa“, detalla Faedpyme.

Al respecto, la fundación lanza una petición: “reconociendo el valor del esfuerzo llevado a cabo por las administraciones públicas para favorecer el entorno de la pyme, concretado en múltiples programas de ayuda financiera, es necesario continuar con el desarrollo de acciones que mejoren su entorno burocrático, su organización interna y productiva, la inversión en intangibles, la capacitación de su capital humano, su apertura a mercados internacionales y la innovación continua desde una actitud emprendedora, como elementos imprescindibles para responder a los grandes retos a los que se enfrentan, que son el desarrollo tecnológico y la innovación, la globalización e incertidumbre económica y disponer de recursos para la competitividad”.

Para Faedpyme una pyme de éxito y competitiva tiene que reunir los siguientes factores: disponer de un gerente con estudios universitarios; ser una empresa familiar; trabajar principalmente en los sectores industrial y de servicios; valorar la situación de clima empresarial; vender más en el mercado iberoamericano o en otros que en la Unión Europea o el resto de la OCDE; haber innovado en productos desde 2010; ser exportadora y tener como objetivos para su internacionalización la mejora de la reputación y el fortalecimiento de las redes de distribución, entre otros.

Para emprendepyme.net, los aspectos clave para obtener la mayor rentabilidad de una empresa y, sobre todo, lograr una consolidación mayor del mercado se resumen en la especialización; el diseño de una buena estrategia de negocio; la aceptación de críticas constructivas de expertos y en un buen trato con el cliente.

Los errores más habituales e importantes que comenten las pymes suelen ocurrir en la fase de lanzamiento. La falta de una planificación de costes, de estudio de mercado, de un planteamiento de estrategia, la ausencia de asesoramiento, de personal donde delegar o el establecimiento de un equipo de gestión sin experiencia son algunas trabas para el crecimiento y el desarrollo empresarial.

El Ministerio de Economía, Industria y Competitividad ofrece una herramienta online para ayudar a los emprendedores a constituir una pyme. En www.ipyme.org/es se examina el plan de negocio objetivo, sus debilidades y fortalezas y se elabora un autodiagnóstico.

Sumate a la conversación