El tratamiento con antobióticos logra frenar el crecimiento del cáncer colorrectal en un experimento con ratones

  • Un equipo internacional investiga la relación entre las bacterias y el desarrollo de este tipo de cáncer.
  • En experimentos en ratones, el antibiótico logró retrasar el tumor en un 30%.

Investigadores, científicos

Un equipo internacional de investigadores busca demostrar la efectividad de los antibióticos en el trataminento de cáncer colorrectal. Un experimento hecho con ratones ha demostrado una reducción de los tumores en casi un 30%, de acuerdo con la revista Science.

El equipo, liderada por científicos del Dana-Farber Cancer Institute de Estados Unidos y en el que participan investigadores del Vall d’Hebrón Instituto de Oncología (VHIO) , ha encontrado que las mismas bacterias presentes en tumores primarios de pacientes con cáncer colorrectal también están presentes en las metástasis hepáticas. Además, se descubrió que la presencia de la bacteria se correlaciona con el crecimiento tumoral.

Estudios previos han encontrado una abundancia de Fusobacterium nucleatum en cánceres de colon humano. Para explorar si el cáncer de colon que se ha diseminado a otras partes del cuerpo también alberga la bacteria, los científicos analizaron muestras de tumores primarios y metástasis hepáticas correspondientes en pacientes con cáncer de colon.

No solo confirmaron la presencia de ‘Fusobacterium’ en las metástasis, sino que encontraron que las cepas eran muy similares a las encontradas en los tumores primarios del mismo individuo. Según el estudio, los pacientes que no tenían ‘Fusobacterium’ dentro de sus tumores primarios también carecían de la bacteria en sus metástasis.

Experimento en ratones

Cuando los investigadores trasplantaron tumores positivos en ‘Fusobacterium’ en ratones, los tumores se afianzaron, mientras que los tumores que carecían de la bacteria no lo hicieron.

En base a estos resultados, los autores especulan que ‘Fusobacterium’ viaja con células tumorales metastásicas a órganos distantes, lo que tal vez ayuda a su colonización en estos sitios.

De hecho, el trabajo realizado en ratones demostró que con la administración de metronidazol -un antibiótico específico para esta bacteria- el tumor se redujo casi un 30 por ciento, un resultado “bastante espectacular logrado simplemente con un antibiótico”, destaca a Efe Paolo Nuciforo, investigador principal del Grupo de Oncología Molecular del VHIO y coautor del trabajo.

El estudio no ha comprobado su efecto sobre la metástasis, ya que, aunque “es probable que lo tenga, antes habrá que demostrarlo en pacientes con ensayos clínicos” que combinen el uso de antibióticos con fármacos quimioterápicos tradicionales.

Dichos ensayos deberían tener en cuenta también el impacto de los antibióticos de amplio espectro sobre la microbiota intestinal sana y analizar cómo los tratamientos de quimioterapia convencionales afectan al microbioma y lo modifican de alguna manera.

Sumate a la conversación