Ecologistas en acción reclama a la Junta ser parte interesada en la muerte de un lince por furtivismo

  • El caso data de enero de 2015, cuando varios técnicos encontraron un collar de lince ibérico, de nombre “Hélice”, enterrado en una finca.
  • El furtivismo es la segunda causa de muerte de linces en Doñana.
  • Ecologistas en Acción ha solicitado al juez la reapertura del caso acreditando interés legítimo por parte de la asociación.

Lince ibérico

La asociación conservacionista Ecologistas en Acción ha reclamado por vía escrita a la Junta de Andalucía una solicitud de información, previa a la presentación de denuncia administrativa, en la que se requieren los datos disponibles por parte de la administración y la consideración del colectivo como parte interesada en un presunto caso de muerte por furtivismo de un lince ibérico.

El caso de caza furtiva que la asociación cita, data de enero de 2015. En aquel año, varios técnicos del proyecto LIFE+Iberlince encontraron un collar radiotransmisor de lince ibérico enterrado cerca de la Finca Las Mulas, en pleno Espacio Natural de Doñana, espacio que según Ecologistas en acción, había sido aparentemente manipulado. La investigación fue puesta en manos del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de la Comandancia de Huelva.

En la misma, se dio a conocer que el collar pertenecía a un ejemplar llamado ‘Hélice’.

Según la asociación, el Instituto Armado dio con los cadáveres de otros animales, lazos y sustancias tóxicas y prohibidas, así como un arma sin documentación. Apuntan también que se registró un vehículo donde fue hallada una herramienta y restos biológicos del animal, analizados posteriormente por el Laboratorio de Criminalista de la Guardia Civil en Madrid y el Centro de Análisis y Diagnóstico de la Junta de Andalucía en Málaga.

Sobreseimiento del proceso judicial

Durante el proceso, dos personas fueron investigadas por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de La Palma del Condado y la Fiscalía de Medio Ambiente de Huelva, sin embargo, en noviembre de 2016 se cerró el caso.

Como último recurso, Ecologistas en Acción ha solicitado al juez la reapertura del caso acreditando interés legítimo.

Según el último informe presentado en el Pleno del Consejo de Participación de Doñana por el equipo de gestión del Espacio Natural de Doñana, el furtivismo es la segunda causa de muerte de linces en Doñana, suponiendo el 16 por ciento de las muertes, hasta un total de 25 ejemplares -nueve por cepo, cinco por lazo, dos por cepo y lazo, seis por disparo, uno con perros, uno con veneno y uno sin determinar “aunque era claro furtivismo”-.

Actualmente la población del línce ibérico ha alcanzado los 500 ejemplares por primera vez desde que hace 15 años se avisó de que apenas quedaban 94 felinos en peligro crítico de extinción.

Sumate a la conversación