Descubriendo Nicaragua por la ruta de los volcanes

  • Una ruta recorre los 14 espectaculares volcanes del país.
  • Contiene el 8% de la biodiversidad del mundo, con 70 ecosistemas diferentes.

Nicaragua

Ubicada estratégicamente en el corazón de América, Nicaragua sorprende al visitante. Un viaje a este país tiene tres pilares fundamentales: una historia fascinante, una naturaleza privilegiada y mil y una aventuras posibles. Es un destino aún desconocido, pero los argumentos para visitar este país son muchos. Su rico patrimonio cultural, su belleza natural y sus múltiples opciones para la aventura hacen de Nicaragua un destino único y muy especial, sobre todo para el viajero deseoso de experiencias novedosas.

La riqueza natural de Nicaragua es difícil de resumir: el sobrenombre de “Tierra de Lagos y Volcanes” habla por sí mismo de de su abundancia en ríos, lagunas, grandes lagos y volcanes (nada menos que 14). El destino es generoso en paisajes y experiencias naturales, fruto de su privilegiada biodiversidad (el 8% de la biodiversidad del mundo), con más de 70 ecosistemas diferentes.

Sólo en Nicaragua se puede navegar desde las aguas turquesas del Mar Caribe hasta las espectaculares olas del Océano Pacífico; además de vivir otras experiencias increíbles, como el volcanoboarding (esquí en volcanes activos), la observación del desove de una inmensa colonia de tortugas (más de 180.000), practicar kayak en el Gran Lago, el más grande de Centroamérica y uno de los más grandes del mundo, o perderse por idílicas islas rodeadas de playas blancas y doradas.

Sin duda, la Ruta de los Volcanes es otro de los grandes atractivos de Nicaragua y por supuesto uno de los más buscados por el viajero, por su componente de misterio y aventura, ya que los más intrépidos pueden soltar adrenalina con la increíble experiencia de esquiar sobre arenas volcánicas.

La ruta pasa por los importantes volcanes Masaya, Mombacho y el Maderas, éste último en el corazón del Gran Lago Nicaragua, en la isla de Ometepe, famosa por su exuberante belleza natural, sus misteriosos petroglifos y por ser la única isla en el mundo que posee dos volcanes en medio de un lago tropical de agua dulce.

Los más osados podrán escalar o esquiar sobre arenas volcánicas en el imponente Cerro Negro o disfrutar de otros deportes de aventura como canopy, kayaking y rafting. También realizar actividades más relajadas como senderismo, ciclismo y pesca deportiva.

Por el pasado indígena y colonial

Una de sus propuestas más buscadas y valoradas por los viajeros en Nicaragua es la Ruta Colonial, un recorrido por ciudades emblemáticas de la historia del pueblo nicaragüense, que permite bucear en su pasado indígena y colonial y descubrir episodios que emocionan e inspiran. Granada, una de las ciudades más antiguas del continente americano y espléndido exponente de la arquitectura colonial, y León, con su Catedral recientemente nombrada en 2011 por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad, todavía conserva su carácter indígena, son las paradas estrella de esta Ruta. También recala en pintorescos pueblos blancos ricos en artesanía y tradiciones.

Sumate a la conversación