De la Serna justifica en el “nivel de alerta terrorista” el despliegue de la Guardia Civil en El Prat durante la huelga de agosto

  • “Las aglomeraciones podrían generar situaciones de riesgo, así que hacerlo era nuestra obligación”, ha explicado el ministro en el Congreso.
  • El ministro acusa a los trabajadores de haber sido “inflexibles” y de no “haber tenido voluntad” para llegar a un acuerdo con la empresa Eulen.
  • Este jueves se conocerá el laudo del mediador Marcos Peña.

Íñigo de la Serna

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha explicado que uno de los motivos para desplegar más guardias civiles en el aeropuerto de El Prat durante la huelga de los trabajadores de Eulen fue “el nivel terrorista 4” que existía en el país.

“Las aglomeraciones podrían generar situaciones de riesgo, así que hacerlo era nuestra obligación. No haberlo hecho hubiera sido una irresponsabilidad en estas circunstancias”, ha argumentado el ministro esta tarde en durante su comparecencia en la Comisión de Fomento del Congreso, en la que detalla el papel de su departamento en el conflicto en El Prat entre la empresa Eulen y sus trabajadores.

Fomento había recibido críticas desde la oposición y los sindicatos, que acusaban al ministerio de cercenar el derecho a huelga al sustituir a los vigilantes por agentes de la Guadia Civil. “En ningun momento se sustituye a los trabajadores“, ha matizado De la Serna: “los trabajos de Eulen se realizan como apoyo a este cuerpo, que es quien tiene la competencia de la seguridad en los aeropuertos”.

A pesar de que De la Serna comparece por voluntad propia ante la Cámara Baja, sus explicaciones ante una sesión extraordinaria de la Comisión de Fomento habían sido demandadas tanto por el PSOE, como por Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, Ciudadanos y el PDeCAT, por lo que habría estado obligado a comparecer.

De hecho, la Diputación Permanente del Congreso convocada la semana pasada decidió por unanimidad su comparecencia, aunque eximió a la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, de ofrecer explicaciones también por este asunto. Tanto el PSOE como Unidos Podemos atribuían a su reforma laboral de 2012 el empeoramiento de las condiciones laborales y, por tanto, el origen de este conflicto laboral.

La comparecencia de De la Serna se produce un día antes de que el árbitro designado por Fomento, Marcos Peña, presente el laudo del proceso de arbitraje del conflicto laboral en El Prat. Hace apenas una semana el árbitro del conflicto de El Prat mantenía sendas reuniones en la T2 del Aeropuerto de Barcelona, por separado, con objeto de conocer sus posturas.

Tras el encuentro, el árbitro reconocía que nadie iba a “acabar contento pero lo importante es minimizar el conflicto y conciliar intereses”, al tiempo que apuntaba que el conflicto laboral no se reduce al Aeropuerto de Barcelona porque “todos los grandes aeropuertos tienen conflictos similares”.

Ante la nueva huelga, Eulen ya ha dicho que rechaza propuesta del comité de huelga de los trabajadores, que consistía en paralizar todas las movilizaciones y poner fin al conflicto si la compañía readmitía a los dos trabajadores despedidos y anulaba los expedientes sancionadores abiertos.

La Generalitat espera que Eulen reconsidere su posición y no ir a la huelga del 8 de septiembre, recordando que el comité de empresa ha dejado abierto el plazo hasta las 23.59 horas de este miércoles para que la empresa acepte la mediación.

Sumate a la conversación