Cómo conseguir trabajar con la Administración siendo autónomo

  • Los autónomos encuentran barreras a la hora de trabajar con la Administración.
  • Hay herramientas que puedan ayudar a superarlas con el menor riesgo posible.

Papeleo

Las pymes y los autónomos encuentran una serie de barreras a la hora de trabajar con la Administración. Sin embargo, existen herramientas que puedan ayudar a superarlas con el menor riesgo posible, y sin ver mermadas las opciones de acceder a un contrato público.

Como explican en el Club del Emprendimiento, una de las barreras más destacadas son las garantías provisionales. Estas consisten en un dinero que han de adelantar las empresas (por ley, no superior al 3% de la cantidad total del contrato) para poder presentarse a un concurso público. De igual modo también son importantes las garantías definitivas, que apelan a la cantidad que se ha de poner cuando la empresa ha sido seleccionada por la administración para desarrollar una determinada función (y que no puede superar el 5% del total del mismo).

Existen soluciones de financiación que permiten a las empresas presentar las mencionadas garantías. Una de las más destacadas, por amoldarse adecuadamente a los requerimientos legales analizados, son los avales técnicos. Según informa la entidad financiera Gedesco, tenemos por un lado los avales profesionales, destinados a cubrir las garantías provisionales, y que son devueltos a los licitadores inmediatamente después de la adjudicación del contrato.

Por otro lado existen los avales de ejecución, que soportan las cargas de las garantías definitivas y que no son devueltos hasta que se haya producido el vencimiento del plazo de garantía y cumplido satisfactoriamente los trabajos estipulados por contrato.

La tercera y última barrera es la morosidad de la administración. En concreto, este problema se caracteriza porque las empresas no cobran los trabajos realizados a las administraciones públicas en los plazos que marca la Ley. De hecho, estos se superan en una media superior a los 30 días.

Para evitar esta tesitura las empresas pueden optar por anticipar certificaciones de obra. Estos documentos son expedidos por el jefe de una obra, que una vez iniciada la misma, va certificando su correcto avance y efectúa las mediciones correspondientes sobre las unidades ejecutadas. El licitador seleccionado, puede anticipar el cobro de estas certificaciones, independientemente de la fecha de vencimiento o pago de las mismas. En línea similar, las empresas puede utilizar la monetización de contratos, en el que una entidad financiera anticipa el cobro de contratos firmados con las Administraciones Públicas.

Sumate a la conversación