Arturo Fernández dice que donó 60.000 € a la Fundescam porque “hay que devolver a la sociedad un poco de lo que se gana”

  • Declaraciones del expresidente de la patronal madrileña y dueño del Grupo Cantoblanco en el caso Púnica.
  • La Audiencia Nacional investiga la posible financiación irregular del PP a través de esa fundación.
  • Asegura que desconocía que Cifuentes presidiera la mesa que decidió la adjudicación a su grupo de la cafetería de la Asamblea de Madrid.

Arturo Fernández

El expresidente de la patronal madrileña y dueño del Grupo Cantoblanco, Arturo Fernández, argumentó ante el juez que donó 60.000 euros a la fundación de la Comunidad de Madrid Fundescam dos meses antes a las elecciones autonómicas de 2007 porque “hay que devolver a la sociedad un poco de lo que se gana”.

Se trata, según manifestó en su declaración ante el magistrado de la Audiencia Nacional Eloy Velasco el pasado 8 de marzo, a cuyo audio ha tenido acceso Efe, de una frase “muy empresarial” que le parece “razonable”, aunque matizó: “Lo que pasa es que tampoco tengo dinero, cuando lo tenía a lo mejor, ahora es que no tengo un duro”.

Arturo Fernández es uno de los investigados en Púnica por financiar presuntamente de forma irregular al PP de Madrid mediante donativos a la Fundación para el Desarrollo Económico y Social de la Comunidad de Madrid (Fundescam).

Dichas donaciones, que se produjeron dos meses antes de las elecciones autonómicas de 2007, ascienden, según la Guardia Civil, a 160.000 euros, si bien Fernández solo ha admitido ante el juez 60.000.

Según su versión, él no tenía “ni idea” de a qué fines iba a ir destinado ese dinero y “en absoluto” lo preguntó y tampoco supo responder sobre quién se lo pidió, aunque supuso que era alguien del Partido Popular.

“Se me pidió que hiciera una donación y la di. No se quién… alguien de la Fundación me dijo ‘vas a ayudar a la Fundación'”, señaló ante el juez.

También en marzo de 2007 la Confederación Empresarial de Madrid (CEIM) donó 100.000 euros a Fundescam, una operación de la que Fernández se desmarcó ante el juez porque en aquella época él era “un vicepresidente más”.

Niega facturas falsas

El empresario negó además que varias facturas de 6.912 y 1.728 euros que pagó el PP madrileño a su grupo fuesen “falsas” y dijo que él no prestó servicios a la formación durante su campaña electoral.

Tampoco medió, según su declaración, entre empresarios y el PP de Madrid para que realizasen donativos como el suyo y aunque dijo que tenía una “excelente” relación con políticos de la formación como Ignacio González o Cristina Cifuentes, afirmó que desconocía que ocupaban cargos de responsabilidad en Fundescam.

En 2007 ambos eran patronos de la fundación y formaban parte del comité regional de campaña del partido, siendo en concreto Ignacio González, en prisión por el caso Lezo, su presidente.

Otra cosa que también declaró desconocer Fernández fue que Cifuentes fuese presidenta de la mesa de contratación que decidió la adjudicación del servicio de cafetería de la Asamblea de Madrid a su empresa en 2009 y 2011.

Unos contratos que ha tildado de “ruinosos” donde, a pesar de que perdía anualmente 60.000 euros, aspiró a ellos en varias ocasiones “por prestigio más que por dinero”.

Aunque Fernández reconoció que desde 2007 a 2010, su grupo empresarial ganó en torno a 15 concursos públicos, dijo que nunca amañó ninguno ni recibió ayudas de políticos para ganar licitaciones.

Es más, llegó a manifestar que a él se le mira “con lupa” por ser alguien conocido y que los concursos en los que participa siempre son “nítidos y transparentes”.

Sumate a la conversación