Airbnb asegura que con ellos los hogares españoles ganaron 560 millones de euros el año pasado

  • Los 5,4 millones de huéspedes que nos visitaron gastaron 3.520 millones.
  • Los anfitriones y huéspedes de Airbnb generaron 4.170 millones en España.
  • La empresa asegura que el 70% de los hogares anunciados se encuentran fuera de los principales puntos turísticos.

Piso turístico

Los hogares españoles ganaron 560 millones de euros el año pasado a través del home sharing, mientras que los 5,4 millones de huéspedes que visitaron el país gastaron un total de 3.520 millones. Es lo que asegura Airbnb, que considera que estas cifras muestran cómo compartir la vivienda con viajeros distribuye los beneficios económicos más allá del centro de las ciudades hacia nuevas zonas geográficas, comunidades, negocios locales y familias.

Los anfitriones y huéspedes de Airbnb generaron una actividad económica en España de 4.170 millones de euros en 2016, lo que confirma según la compañía, el impacto positivo que esta comunidad de alquiler compartido tiene en la economía nacional. En Airbnb, los anfitriones se quedan el 97% del dinero que consiguen al compartir su hogar. La actividad económica incluye el dinero que los huéspedes que se alojan con Airbnb gastan durante sus visitas, además del dinero que los anfitriones ganan al compartir su hogar.

El pasado año un total de 5,4 millones de huéspedes usaron Airbnb para visitar España el año pasado, frente a los 2,9 millones de huéspedes en 2015. El número de españoles que usan Airbnb para encontrar alojamiento se ha doblado, desde 1,4 millones en 2015 a 2,8 millones el último año.

El anfitrión típico de Airbnb tiene 42 años y gana unos 3.300 euros adicionales compartiendo su hogar o parte de él durante 36 noches al año. El huésped medio de Airbnb en España tiene 35 años y se queda una media de 4,3 noches. Actualmente hay más de 187.000 hogares anunciados en Airbnb en España, y más del 70% están fuera de los principales distritos hoteleros o puntos turísticos de las ciudades.

Sumate a la conversación